● Se llevó a cabo el Foro “Conservación de Ecosistemas Marinos en México”, organizado por el Senado de la República.

México es de los pocos países que ha cumplido su compromiso ante el Convenio sobre la Diversidad Biológica de las Naciones Unidas, de decretar la protección de 10% de áreas marinas y costeras, señaló el subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental de la SEMARNAT, Cuauhtémoc Ochoa Fernández, durante su participación el Foro “Conservación de Ecosistemas Marinos en México”, organizado por el Senado de la República.

El funcionario federal, quien asistió a este foro en representación del secretario Rafael Pacchiano Alamán, precisó que nuestro país, incluso, duplicó la meta de Aichi al contar con 70 millones de hectáreas marinas, lo que equivale a 22% de nuestro territorio.

Estuvo acompañado por la senadora Ninfa Salinas Sada, presidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales; la senadora Silvia Guadalupe Garza Galván, presidenta de la Comisión Especial de Cambio Climático y Secretaria de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y el senador Ernesto Ruffo Appel, presidente de la Comisión de Pesca y Acuacultura.

Al referirse a la situación legal de los mares en México, Ochoa Fernández indicó que la SEMARNAT como autoridad reguladora, ha publicado normas oficiales mexicanas y normas mexicanas para ordenar el aprovechamiento no extractivo y extractivo de la biodiversidad marina, y fomentar actividades productivas alternativas a la pesca que beneficien a las comunidades costeras.

Por otro lado, sostuvo, el papel de México ha sido contundente para regular el comercio nacional e internacional de recursos pesqueros. Informó que en días pasados, se publicó la Norma de Emergencia para el marcaje de ejemplares, partes y derivados de totoaba criada en cautiverio, específicamente en Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA), con el objetivo de ordenar su comercio legal y, al mismo tiempo, desincentivar las actividades que afectan a las poblaciones de esta especie en vida libre, como a la vaquita marina.

Finalmente, el subsecretario de Fomento confió en que este Foro sobre la Conservación de Ecosistemas Marinos en México aportará elementos sustantivos para la Cumbre Mundial de los Océanos, a celebrarse en marzo del 2018.

Publicado en ESTADOS

• El objetivo es definir metas voluntarias que sean nacionales y que se encuentren alineadas con los compromisos de la Agenda 2030.

En el marco del Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía, la Semarnat, a través de la Subsecretaría de Fomento y Normatividad Ambiental y de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) llevaron a cabo un taller para establecer metas voluntarias de neutralidad de la degradación de tierras en México.

El término se refiere a las prácticas de “Gestión sostenible de la tierra”, como agroforestería y agricultura de conservación, así como acciones de rehabilitación y actividades de restauración del ecosistema, que pueden ayudar a recuperar la capacidad productiva de las tierras afectadas por una mala gestión.

El subsecretario de Fomento, Cuauhtémoc Ochoa Fernández, y el director general de la Conafor, Jorge Rescala Pérez, acompañados por Miguel Ruiz Cabañas, subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores, inauguraron el encuentro con el que se busca concentrar los esfuerzos en favor de incrementar la productividad económica y ambiental de la tierras en México, en preparación para la formulación de una estrategia nacional en la materia, alineada también con la Estrategia Nacional sobre la Biodiversidad de México y su Plan de Acción al 2030.

Luego de agradecer la presencia de la Conafor, de la Secretaría de Relaciones Exteriores, de actores de la academia y de la sociedad civil, el Subsecretario Cuauhtémoc Ochoa señaló que la degradación de las tierras es un tema de importancia fundamental y de supervivencia, incluso ya está considerado como problema de seguridad alimentaria por la Organización de las Naciones Unidas.

En este contexto precisó que la estrategia para neutralizar la degradación de las tierras al 2030, junto con la estrategia nacional sobre biodiversidad de México integran un binomio que nos ayudará a establecer acciones oportunas que eviten impactos indeseados. “En esta labor, la sociedad civil organizada, el sector privado, la academia y las comunidades locales son actores fundamentales”, enfatizó el funcionario federal.

En el encuentro fueron analizados distintos temas, entre ellos destacan las metodologías para medir la degradación de las tierras del país. Por parte del sector privado se expuso un caso exitoso que atiende esta problemática por parte de la Asociación de Pasticultores del Desierto. Se destacó que, en el marco de los compromisos nacionales e internacionales para alcanzar las metas fijadas por la Agenda 2030 del Desarrollo Sustentable, las tareas estarán enfocadas a la lucha contra la desertificación, la rehabilitación de suelos degradados y la procuración de una degradación neutra del suelo.

La inauguración del evento contó con la presencia de Eduardo Benítez Paulín, representante adjunto de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en México, de Gildardo López Tijerina, Coordinador de la Unidad Especializada de Análisis Financiero del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria de la Cámara de Diputados, y de Andrew Rhodes Espinoza, Director General del Sistema Pronatura.

Otras exposiciones corrieron a cargo de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), de la Universidad Autónoma de Chapingo, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y de la Secretaría de Educación Pública, entre otros especialistas.

En 1995 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) designó el 17 de junio como el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación a fin de promover el conocimiento y la conciencia pública sobre la degradación de la tierra y la desertificación. Con el lema “Nuestra tierra. Nuestro hogar. Nuestro futuro”, la campaña mundial de este año busca resaltar la importancia de fomentar una tierra segura y sustentable que contribuya a revertir la actual ola migratoria de personas que abandonan sus terrenos a causa del deterioro e improductividad.

Por ello, la conmemoración constituye una oportunidad para reflexionar no solo sobre el coste de la degradación de la tierra, su impacto sobre la salud y los medios de subsistencia de millones de personas en todo el mundo, sino también para proponer acciones económicas y medioambientales con las que se puede prevenir o revertir este proceso.

Publicado en ESTADOS